Noticias

Noticias del Transporte de Mercancías y Pasajeros por Carretera

Por cursosrenovacioncap.com 15 ene, 2018

Multar al propietario de un coche por una infracción cometida con ese vehículo en carretera es ilegal. Y por lo tanto, la Dirección General de Tráfico (DGT) no puede retirarle puntos si no tiene pruebas de que era él quien conducía. La advertencia aparece en una sentencia del Juzgado de lo Contencioso número 6 de Madrid que el pasado mes de mayo anuló una multa de este tipo.

La sentencia recuerda a la Administración que multar al titular del vehículo en lugar de al conductor vulnera la presunción de inocencia, y condena por ello a la DGT a pagar las costas del procedimiento, iniciado en abril de 2016 por el letrado Javier Vasallo.

La legislación española contempla sanciones de 900 euros para todos aquellos propietarios que se nieguen a identificar a los conductores tras recibir una infracción. Pero ese dinero no es una multa de tráfico, sino una sanción administrativa por la falta de colaboración. Y por eso, no puede acarrear nunca la pérdida de puntos.

El problema, según explican fuentes del sector, es que estas sanciones tan cuantiosas están provocando un importante nivel de impagos a la Administración. Por ello, y según las mismas fuentes, las delegaciones de Tráfico prefieren en ocasiones interponer los 300 euros de multa y la pérdida de puntos, y atribuir a quien figura en los papeles como propietario del vehículo la maniobra ilegal. Es aquí donde la sentencia emitida en Madrid recuerda a la DGT que ese procedimiento es ilegal.

La foto del helicóptero

Según la documentación que obra en el expediente sancionador, el helicóptero de Tráfico captó y fotografió a un vehículo circulando a 161 kilómetros por hora en un tramo cuya velocidad máxima está limitada a 120. Tras varios recursos, el propietario del vehículo declinó identificar al propietario y, pese a ello, la DGT le impuso una sanción de 300 euros y retirada de dos puntos del carné.

En su recurso ante la Justicia, el letrado encargado del caso explica que la decisión de Tráfico vulnera la presunción de inocencia y llega incluso a afirmar que el vehículo "no iba a una velocidad superior a los 120 Km/h". La sentencia de los juzgados de Madrid no entra a valorar el argumento de la velocidad ni la validez de las imágenes captadas por el helicóptero de la DGT. Simplemente recuerda que "no existe prueba en el expediente administrativo de que el recurrente fuera el conductor del vehículo".

Por lo tanto, y según la decisión judicial, "hemos de concluir que no hay prueba de que el recurrente fuera el conductor del vehículo que circulaba a 161 kilómetros por hora, por lo que la Administración ha presumido que el conductor era su propietario. Ello infringe los principios de responsabilidad personal y de presunción de inocencia, por lo que debe estimarse la demanda".

Por María Sande López 11 dic, 2017

Es posible que desde hace un tiempo usted se haya fijado en que algunos coches llevan una pegatina circular en la luna delantera. Son los distintivos medioambientales de la DGT que clasifican a los vehículos que los llevan en cuatro categorías: B, C, ECO y 0 emisiones. Hasta el momento, Tráfico se encargaba de enviar los adhesivos. Según el organismo público, la decisión de no enviar más etiquetas corresponde a que ya se ha terminado la campaña de información, al estilo de, por ejemplo, lo que ha ocurrido con la nueva tarjeta de transporte público de Madrid: durante unos meses fue gratis y ahora vale 2,5 euros.

Desde diciembre serán los propios conductores los que tengan que comprarlos en cualquiera de las oficinas de Correos. Costarán cinco euros. Hasta ahora los envíos se hacían de modo gratuito por parte de la DGT. Es decir, que si durante este tiempo ha recibido la etiqueta o se va a comprar un coche nuevo, tendrá que pagar. También si no le ha llegado o usted se negó a recibirla, tendrá que abonar los cinco euros.

Cataluña será la primera comunidad en la que se venderán estas pegatinas. Tiene una explicación: este viernes entran en vigor en Barcelona las medidas para restringir el tráfico a los vehículos de más emisiones durante los episodios de alta contaminación. La medida afecta a los coches diésel anteriores a 2006 (anteriores a la norma Euro 3) o de gasolina de antes del 2000 (anteriores a Euro 4) y a las furgonetas anteriores a 1994 (pre-Euro1).

Todos carecen del nuevo distintivo ambiental de la DGT que sólo llevará el 53% del parque español (con un total de más de 18 millones vehículos), los considerados como menos contaminantes. Esta medida, que en principio sólo afecta al ayuntamiento de Barcelona, se extenderá en breve al resto del Área Metropolitana. A partir de 2020 la circulación de los vehículos sin distintivo estará prohibida: afectaría al 25% del parque actual de vehículos de la Ciudad Condal.

A partir del 15 de diciembre la venta se ampliará a las oficinas principales de Correos de cada provincia. La colocación de estos distintivos es por ahora voluntaria, a excepción de casos como el de Barcelona. La DGT recomienda que se adhiera en el ángulo inferior derecho del parabrisas delantero, si se dispone de él, o en su defecto, en cualquier sitio visible del vehículo.

Hay que tener en cuenta que la DGT recuerda que llevar las pegatinas en el vehículo no es obligatorio. Eso sí, Ayuntamientos como el de Madrid y Barcelona clasifican los vehículos en función de estas etiquetas para las medidas restrictivas a la circulación en los casos de activación de los protocolos anticontaminación.

Al no ser obligatorias, no hay necesidad de comprarlas. Los Ayuntamientos no podrían multar por no llevar la pegatina. Por ejemplo, París sí obliga a llevar el distintivo ecológico a los coches. En Madrid, los vehículos calificados como Cero Emisiones no pagan el servicio de estacionamiento regulado (SER, la conocida como "hora"). Lo que prevalece es si el vigilante del SER introduce la matrícula en su dispositivo y aparece el vehículo calificado como Cero emisiones más que la pegatina azul puesta en la luna delantera.

Requerida información a la DGT en varias ocasiones sobre cuántas pegatinas ha enviado hasta la fecha a los más de 18 millones que deben llevarla, no nos facilitó una cifra.

Y, ¿cómo sé cuál es la etiqueta que me corresponde? A continuación te recordamos la clasificación.


- Ciclomotores, triciclos, cuadriciclos y motocicletas; turismos; furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos de la DGT como vehículos eléctricos de batería (BEV), vehículo eléctrico de autonomía extendida (REEV), vehículo eléctrico híbrido enchufable (PHEV) con una autonomía mínima de 40 kilómetros o vehículos de pila de combustible.

- Turismos, furgonetas ligeras, vehículos de más de 8 plazas y vehículos de transporte de mercancías clasificados en el Registro de Vehículos como vehículos híbridos enchufables con autonomía.

- Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero de 2006 y diésel a partir de 2014. Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías, tanto de gasolina como de diésel, matriculados a partir de 2014. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 4,5 y 6 y en Diésel la Euro 6.

- Turismos y furgonetas ligeras de gasolina matriculadas a partir de enero del año 2000 y de diésel a partir de enero de 2006.Vehículos de más de 8 plazas y de transporte de mercancías tanto de gasolina como de diésel matriculados a partir de 2005. Por tanto, los de gasolina deben cumplir la norma Euro 3 y en Diésel la Euro 4 y 5.

Por María Sande López 09 dic, 2017
Los periodos de renovación del permiso de conducción oscilan entre los 10 y 5 años y los psicotécnicos podrían ser insuficientes para detectar incapacidads. También podría obligarse a los motoristas a contar con prensas o elementos de seguridad pasiva, como cazadoras de moto.

La actual Ley de Seguridad Vial está en pleno proceso de reforma e instituciones, partidos políticos, comisiones y entidades del ramo están a su vez volcadas con la proposición de normas y su debate. La Comisión de Seguridad Vial del Congreso de los Diputados está en proceso de aprobación de Proposiciones no de Ley con medidas que se coordinan con la DGT para que acaben siendo convertidas en ley si hay consenso.

Precisamente la coordinación es una de las cuestiones que se plantean, en este caso entre la DGT y las autoridades sanitarias. Una de las propuestas apunta a que la Dirección General de Salud Pública y la Dirección General de Tráfico estén en contacto.

La idea es que si un médico detecta que uno de sus pacientes, en posesión del carnet de conducir, tiene una lesión o patología que le incapacita para conducir, pueda informar a la DGT, para que ésta retire o suspenda el permiso de conducir.

El texto pone de manifiesto que existe un peligro "cuando nuestras capacidades resultan mermadas, mientras el permiso de conducir está vigente" y hace ver que "nuestro modelo de reconocimiento de capacidades psico-técnicas puede resultar insuficiente para la detección de dichas circunstancias sobrevenidas".

Actualmente es necesario que un conductor con el carnet en vigor (clase B, el más común, para turismos) lo renueve cada 10 años hasta los 65 años de edad, y a partir de ahí cada 5 años. Para el resto de permisos se renueva cada cinco años y después de los 65, cada 3.

Para cada renovación se exige realizar una exploración médica para la remisión telemática del Informe de Aptitud Psicofísica, lo que se conoce como el psicotécnico de conducción. Sin embargo, los periodos son tan amplios que un conductor al que sobreviniera una lesión o enfermedad que hiciera peligroso el ponerse al volante podría estar muchos años con el carnet en vigor antes de que ésto pudiera detectarse.
Por María Sande López 09 dic, 2017

De este modo, a lo largo de la próxima semana agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil realizarán este tipo de controles e intensificarán la colaboración con los ayuntamientos de las cuatro provincias gallegas para efectuar controles en zonas urbanas, especialmente en lugares de ocio nocturno, según informó la Delegación del Gobierno en Galicia.

La última campaña de este tipo tuvo lugar entre los días 11 y 14 del pasado mes de agosto y en ella fueron denunciados 2.780 conductores. De las 130.280 pruebas realizadas, 860 conductores dieron positivo por drogas y 1.920 por alcohol.

En España, casi un 15% de conductores conducen tras haber consumido alguna sustancia estupefaciente, siendo el cannabis y la cocaína las halladas con mayor frecuencia.

Recuerda que sustancias como el Cannabis 5 días después de su consumo, todavía dan positivo por drogas en los controles correspondientes para detectar su relación con la conducción de vehículos.

SERVIMEDIA | ITTG

Por María Sande López 09 dic, 2017

En la actualidad hay ocho helicópteros Pegasus patrullando las carreteras españolas, especialmente las vías secundarias y los tramos donde se registra una mayor concentración de accidentes. A estas aeronaves se sumarán en breve avionetas, que ya están siendo probadas; y en un futuro próximo drones.

Pegasus: 18.274 Conductores Denunciados

Este es el balance de multas interpuestas por la flota de Pegasus en sus tres primeros años de existencia, cumplidos en marzo de 2016. Son los últimos datos actualizados de la DGT, a los que se suman más de 3.800 horas de vuelo de vigilancia y 76.200 vehículos controlado : uno cada tres minutos.

Los ocho helicópteros Pegasus están equipados con una cámara panorámica que detecta la velocidad del vehículo y una más potente que es capaz de identificar la matrícula. Funciona incluso a 300 metros de altura, su rango de sanción es igual o inferior a un kilómetro de distancia y es capaz de multar a vehículos que circulen hasta los 360 km/h.

Avionetas: En Periodo de Pruebas

La DGT ha anunciado la incorporación en breve de una flota de avionetas para controlar el tráfico. En verano comenzaron los vuelos de pruebas en Las Palmas con el objetivo de conocer de manera real y concreta la potencialidad y aplicabilidad de estos nuevos medios aéreos.

La avioneta elegida tiene la denominación MRI y reúne una serie de características que la habilitan como una opción de vigilancia del tránsito viario. Puede equipar sistemas de captación de imágenes, dispone de un rango de velocidades de vuelo compatibles con las del tráfico de vehículos y tiene autonomía y alcance elevado.

Drones: En un Futuro Breve

Aunque te parezca ciencia ficción es más real de lo que crees. Los drones ya son utilizados en otros países para controlar el tráfico, si bien no son válidos para detectar infracciones de velocidad. En Burdeos (Francia) están operativos desde el verano y multan a los conductores por conductas inapropiadas.

En Inglaterra los drones también se usan, pero como dispositivos de vigilancia las 24 horas del día. Equipan cámaras con un zoom muy potente y de visión térmica con la finalidad de buscar infractores en las carreteras, personas desaparecidas y captar imágenes de accidentes.

En España aún no hay fecha concreta para empezar a utilizar drones, pero la DGT ya ha dejado caer que forman parte de su plan estratégico para medios aéreos. “Lo que se pretende es ser más eficaces en cuanto a regulación y control de tráfico, que supondrá importantes mejoras en la seguridad vial y en la racionalización del gasto, ya que se utilizará cada medio aéreo según el tipo de operación que se trate”, ha declarado el Director General de la DGT, Gregorio Serrano.

Estos drones, capaces de llegar a los 100 km/h, operarían como un medio externalizado. Podrían funcionar durante ocho horas seguidas y alcanzar los 4.000 metros de altura. 

Share by: